Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

Nuevo Santuario de Schoenstatt en Corrientes, Argentina

By: Consejo diocesano de Corrientes - Argentina

Querida Familia del Movimiento Apostólico de Schoenstatt

En nombre del Movimiento Apostólico de Schoenstatt de Corrientes, queremos invitarlos a la Bendición e Inauguración del Santuario Filial de Schoenstatt, que se llevará a cabo el día domingo 11 de septiembre. Deseamos que puedan participar de esta gran fiesta de la Mater, ella escuchó los ruegos de sus hijos y quiere establecerse para siempre en este Santuario, en tierra correntina, en el corazón del Nordeste a orillas del Rio Paraná. Será inolvidable vivenciar el momento de bendición de este lugar santo y deseamos que la familia argentina y de países hermanos nos acompañen a compartir esta gran alegría, coronando una apasionante y audaz historia de conquista de la construcción material y espiritual de un Santuario de Schoenstatt.

En nuestro Taragüí desde su génesis se plasman dos íconos, signos que atraviesan toda su historia y dan origen a su identidad. Es tierra adoptada por la Pura y Limpia Concepción como maternal posesión suya, bajo la sombra del madero sagrado de la Santísima Cruz de los Milagros.

Nuevo Santuario

Tierra de María

La cultura del arraigo mariano identifica a esta tierra correntina inconfundiblemente como “Tierra de María”, a la que los pobladores de todo el territorio acuden a su trono, y las peregrinaciones se van multiplicando convirtiéndose en ríos de vida creyente. Peregrinos que acuden filialmente para pedir, agradecer, o simplemente saludar a la reina, quien desde la orilla del majestuoso Paraná, acoge, transforma y empuja a sus hijos a amar a Jesús.

La fecundidad mariana de esta tierra que se nutre de un profundo amor a la Madre de Dios, permitió que la semilla de Schoenstatt encuentre un terruño, y con el tiempo logró crecer vigorosamente.

Padre Héctor Pérez Olibrio

En los albores de la década de 1970 un Sacerdote de la Federación de Presbíteros de Schoenstatt, el Padre Héctor Pérez Olibrio, trae tierra del Santuario de Bellavista, Chile, y la deja a los pies de la Tiernísima Madre de Itatí. Con los años descubrimos que la Madre acogió este sencillo, pero fundacional regalo. Unos años más tarde en 1974, el matrimonio Lavini, perteneciente al grupo fundacional “Diapasón” de la Obra de Familia de Paraná, Entre Ríos, llega a esta tierra por razones de trabajo. En Corrientes se encontraron con un sacerdote salesiano amigo quién los invita dar un testimonio sobre el Hombre Nuevo, en una jornada en el seminario menor de la Arquidiócesis, ellos aceptan gustosos y fue así, que mientras recorrían el lugar conociéndolo, descubren un cuadro de la Mater en blanco y negro, regalo que el Padre Kentenich había enviado a través de un sacerdote alemán para la diócesis décadas antes.

Nuestra Mater providencialmente nos mostraba cual es el lugar donde quería estar, en el corazón mismo de nuestra iglesia, lugar de formación de nuestros futuros sacerdotes. Fue este un signo que orientó nuestro decidido accionar posterior para cumplir el “Dilexit Ecclesiam” de nuestro fundador. El descubrimiento de este cuadro fue para el matrimonio Lavini una gran sorpresa y emoción, a la vez que sintieron que ELLA les pedía algo.

Un mes más tarde en la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya, el Sacerdote Capuchino con quien trabajaron con matrimonios en la Diócesis de Formosa, el Padre José Luis Schmidt OFMC, les presentó a la comunidad y al Grupo Juvenil pidiéndoles que se hicieran cargo de esta juventud, y así fue. Se reunían semanalmente y fue naciendo en los chicos la curiosidad por saber de la “Mater”. De allí surgieron quince corazones jóvenes que se fueron enamorando cada vez más de la Mater acompañados por el matrimonio Lavini, dando inicio al primer grupo de jóvenes del Movimiento de Schoenstatt en nuestra arquidiócesis.

Como hechos de honda significación, se destacan el regalo del cuadro fundacional que hace la familia de Paraná a estos jóvenes de Corrientes. Este regalo de amor de nuestra Mater, se encuentra entre nosotros como testimonio de su acción silenciosa a través de los años conquistando corazones heroicos para ella.

 

Familia de Schoenstatt se ve enriquecida, sostenida y sirviendo a la Iglesia y ciudadanía local con:

Campaña de Peregrinos del Santo Rosario

a. La Campaña en los Colegios

b. Campaña de Bebés en Riesgo “Campañita

Secretariados: Hermana Emilie – Padre José Kentenich

Juventud Femenina y Masculina

Columna de Hombres – Madrugadores

Federación de Hombres

Obra de Familias

a. Liga Apostólica de Familias

b. Instituto de Familias

c. Federación Apostólica de Familias

Mujeres Profesionales

Rama de Madres

En nuestra tierra guaraní hace su misión de Madre y Reina hace 52 años y hoy se ve coronada en la materialización de un Santuario Filial, proceso de construcción material que llevó 2 años de trabajo y que constituye una verdadera conquista material y espiritual de la familia correntina. Dicho Santuario se encuentra erigido en Calle Güemes 1411.

El día 2 de marzo, cuando pocos se imaginaban que íbamos a estar tan complicados con una pandemia, llegó la autorización de la Dirección Nacional para la construcción del tan anhelado Santuario, despertando gran entusiasmo y profunda emoción en la familia correntina.

En estos dos años de pandemia, nos hemos contagiado no solo de covid, el contagio masivo fue de la fe y más fuertemente en la familia de Schoenstatt por el amor a la Mater, al Padre y su misión y a la Iglesia . Nos encendimos y pusimos manos a la obra para concretar la construcción material del Santuario, fuente y misterio de nuestra espiritualidad, donde a través de la Alianza de Amor se busca conquistar y atraer corazones. Santuario donde se experimentan las glorias de María, su cariño maternal que acoge, su mirada tierna que transforma y su fecundo amor que mueve a compartir la experiencia. Santuario donde además de encontrarnos con Ella, nos reúne como familia para discernir el camino que nos lleve a vivir en plenitud la Alianza de Amor.

Una obra de la Providencia Divina

La pandemia ha hecho de decantador en nuestra vida en todos los aspectos, nos ha revelado lo que es esencial y lo que no. También sirvió para mirar distinto y de nuevo la realidad. Fue un tiempo con una oportunidad de crecimiento y maduración espiritual, y en este tiempo de intenso aprendizaje y adaptación surgieron nuevas formas de comunicarnos, de trabajar, de misionar. Fue así que aprovechamos las nuevas posibilidades y las nuevas herramientas y nos pusimos a trabajar pese a las limitaciones y cuidados necesarios para preservar la salud. Es importante destacar que este importante hecho, obra de la Providencia Divina significa la materialización de un anhelo de toda la región a la que acudirán los peregrinos para recibir las gracias de nuestra Madre y salir transformados en apóstoles con el mensaje de una buena nueva.

Vemos la glorificación de la Mater en la concreción material de este Santuario Filial. Ahora nosotros, la familia de Corrientes, somos los responsables de llevar a la plenitud el sueño del PADRE, gestar desde este nuevo Santuario Filial una nueva iglesia y sociedad en este tiempo de discernir sinodalmente el horizonte haciadonde vamos.

Este acontecimiento de Gracia es de toda la Familia de Schoenstatt Internacional, por ello les invitamos a vivir este hito para la Iglesia de Corrientes, acompañándonos en este momento de gracia y llamado a vivir nuestros Santuarios como Escuelas y Talleres de Santidad, a revivir TODOS el llamado del Padre a dejarnos educar por la Mater y en Alianza con Ella trabajar para las “nuevas playas”.

¡Los esperamos alegres y confiados en su victoria!

Consejo diocesano de Corrientes

Nota: Para organizarnos mejor, es fundamental que confirmes tu participación, antes del 30 de julio, completando el formulario de google: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfqLgrc1OHGr6eGJSgK0ITIMGGqY37cFl5XckVxxdtxe3K0OQ/viewform

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you

glimmer of light

Una nueva lucecita en Villa Devoto

Desde hace varios años, la Parroquia San Rafael de Villa Devoto, celebra misas en una esquina del barrio para la Novena de su Patrono. Nada espectacular: un cruce de calles, una casita con la puerta abierta, una vecina que presta una mesita y un mantel, otra que saca unos banquitos… Pero, ¿no es a menudo lo pequeño, lo más insignificante, el origen de lo más grande?

Read More »