Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Apostolic Movement

Dieciocho comunidades de órdenes religiosas y comunidades de Iglesia participaron en la iniciativa «Mercado del Monasterio“ en la Estación Central de Zúrich -Klostermarkt en alemán- los días 5 y 6 de mayo. Entre ellas se encontraba la comunidad de las Hermanas de María de Schoenstatt de Suiza. Las comunidades participantes pudieron ofrecer los productos de sus monasterios en el gran hall de la estación central de Zúrich y tuvieron la posibilidad de conversar con la gente. Las Hermanas de María invitaron a quienes se acercaban a su puesto, a hacer velas y armar rosarios.

Saltarse un tren para poder visitar el mercado del monasterio

estación Zúrich
Sala de oración en una Tiny House sobre ruedas (Foto: Schnider)

La iniciativa con la que los participantes quisieron hacer más visible la vida de las comunidades religiosas en una sociedad fue todo un éxito. Hasta 300.000 personas atraviesan a diario el nudo de tráfico de la estación de Zúrich. La televisión suiza SRF y otros medios informaron ampliamente sobre el Klostermarkt. Los puestos de las comunidades estuvieron muy concurridos los dos días y hubo mucho y buen diálogo con los transeúntes.

El ambiente en el lugar, según la Hermana de María de Schoenstatt M. Paula, de Quarten, fue realmente muy bueno. «Mucha gente nos comentó que se habían salteado un tren para poder visitar el mercado. No querían perdérselo. Algunos dijeron que el ambiente era tan especial, sin comercio, sin ajetreo.» En un reportaje de «DRS aktuell» del 5 de mayo, un señor mayor comentó que casi nunca había vivido un mercado tan positivo y alegre en la estación central de Zúrich. Y la Hermana de María M. Margarit, también de Quarten, subrayó: «También se tenía la impresión de que era bueno para los religiosos encontrarse y charlar informalmente».

Armando rosarios y decorando velas entre el café y la cerveza del monasterio y la Tiny House de oración

La oferta de las Hermanas de María estaba situada muy céntricamente, en medio del mercado del monasterio, donde debía verse algo de la artesanía de los monasterios. Junto a ella había un café del monasterio, un puesto de información, un puesto de barbacoas y una sala de oración, que se instaló en un carro Tiny House. En el círculo exterior de la sala estaban los puestos de los monasterios con artículos a la venta, como cerveza, vino monástico, pasteles, ungüentos y ungüentos de hierbas, rosarios, velas y mucho más.

Marienschwestern
La hermana M. Monja dirige el armado del rosario (Foto: Schnider)  Una vela decorada está lista (Foto: Schnider)

«Armar rosarios fue un gran éxito, tanto que estuvimos ocupadas instruyendo y acompañando casi sin parar los dos días», expresa la Hermana M. Monja Schnider. En total se decoraron 24 velas y se armaron unos 70 rosarios grandes y 15 pequeños durante los dos días. «Estas manualidades ofrecieron la oportunidad de conversar sobre muchas cosas», continúa la Hermana Monja. «Muchos querían saber cómo vivimos. Algunas jóvenes preguntaron por nuestra historia vocacional y qué se siente al ser llamadas por Dios a este camino. Otras compartían sus inquietudes. Querían hacer un pequeño rosario como regalo para personas enfermas, necesitadas o incluso moribundas, y también nos pedían que rezáramos por ellas o por conocidos y amigos“.

La Virgen Peregrina, presente en las mesas, o la imagen de la MTA, así como las fotos y testimonios de algunas Hermanas de Schoenstatt en un muro informativo, fueron también frecuentes ocasiones de conversación.

Perspectivas de una vida alternativa

«Mientras que hace unas décadas todo el mundo podía imaginar algo sobre la vida religiosa y entrar en una orden religiosa se consideraba al menos un paso valiente digno de reconocimiento, hoy en día mucha gente no tiene ni idea de lo que puede significar una vida de este tipo», escribe Sabine Zgraggen en una contribución del centro católico de medios de comunicación kath.ch. Los escándalos en torno a los abusos espirituales y sexuales han oscurecido y distorsionado el significado real de tal decisión vital. «Por eso: chapeau por el coraje, la alegría y el poder de mostrarse al público de una forma nueva en la sala de la estación y de mostrar un estilo de vida distinto».

Marienschwestern
Momento de oración compartido por los colaboradores de las comunidades (Foto: Schnider)

Comunidades participantes

Las siguientes son las comunidades que han participado del Mercado del Monasterio:

Benedictinos Disentis; Hermanas Capuchinas del Convento Leiden Christi; Hermanas Cistercienses de Wurmsbach; Hermanas Dominicas de Cazis; Benedictinos de Einsiedeln; Jesuitas suizos; Franciscanos suizos; Monastère du Carmel, de le Paquier; Hermanas Misioneras de la Preciosa Sangre de Neubenken; Hermanas Dominicas de Ilanz; Hermanas de Bruchmatt; Benedictinas de Otmarsberg, Uznach; Betlehemiter de Immensee; Diakonissenhaus de Riehen; Hermanas Mallersdorfer de Alemania; Spirituelle Weggemeinschaft de Rheinau; Movimiento Fokolar y las Hermanas de María de Schoenstatt, de Quarten.

estación Zúrich
Durante dos días tuvo lugar un mercado de monasterios en el hall de la estación de tren de Zúrich, organizado por KOVOS, la Conferencia de Comunidades Religiosas y Otras Comunidades de Vida Consagrada de Suiza (Foto: Schnider)

 

Fuente: schoenstatt.de