Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

“Tres veces tuve que convencerme a mi misma de que lo que estaba viviendo era real”

Bruna Gabriela Weber / Nina Maria Solé Martino

El 6 de enero de 2024 comenzó el programa de dos meses “Schoenstatt Zeit”. El nombre del programa, traducido del alemán, significa “tiempo en Schoenstatt”. Él está dirigido a la Juventud Femenina de Schoenstatt de diferentes países y tiene como objetivo que las jóvenes vivan una experiencia profunda de Schoenstatt, desde sus orígenes. El programa incluye momentos de reflexión, formación, convivencia, intercambio cultural, conocimiento de lugares históricos, momentos de trabajo e interacción entre los diferentes grupos juveniles.

Durante este tiempo, participan 16 jóvenes de cuatro países distintos. Participan seis chicas de Brasil, ocho de Paraguay, también una de Alemania y otra de España. Además de las que ya están en Schoenstatt, esperamos más chicas de República Dominicana y Ecuador.

Me siento muy amada

Por las conversaciones que hemos compartido hasta ahora, nos hemos dado cuenta de que este está siendo un tiempo muy precioso para todas. Aquí experimentan muchas alegrías llenas de conciencia de misión, así como mucha gratitud por este regalo recibido del Buen Dios, como nos cuenta Isabel Alflen Klein, de Brasil:

“Estar aquí en Schoenstatt es un regalo inmenso que he recibido del Padre y no puedo agradecerle lo suficiente por cada día que he pasado aquí y por cada regalo que me ha dado a través de las manos de la Mater. Ya sean experiencias personales, con la Familia Internacional o las experiencias con nuestro grupo… ¡en todo momento me siento muy amada como la pupila de sus ojos!
Debido al estudio profundo que estamos haciendo del carisma de nuestro Padre Fundador, siento que mi corazón arde cada vez más con este amor por Schoenstatt. La gracia de tener contacto directo con las raíces, con el Hogar Original, con los lugares donde estuvieron nuestros héroes; en fin, esta experiencia de ver en persona todo lo que he leído y estudiado sobre Schoenstatt, es como una brasa que arde y flamea dentro de mí, ¡y que me hace tener la certeza de que quiero entregarme por entero a esta Obra!”

Eso es vivir Schoenstatt Zeit

Vivir “Schoenstatt Zeit” significa vivir momentos con culturas muy diferentes y, al mismo tiempo, experimentar la acogida de nuestro propio hogar, es decir, nuestro hogar Original de Schoenstatt. Gabriela Galeano, de Paraguay, nos cuenta su experiencia hasta ahora:

“Mis días en Schoenstatt se sienten como estar en el paraíso, todo es muy tranquilo, hermoso y pacífico. Compartimos algunas misas en espaǎol en el Santuario Original los domingos a las 16:00 h, entre semana junto con otras chicas de Mutterhaus vamos a misa en la capilla de la casa a las 07:00 h de la mañana; y mis momentos preferidos son cuando nos reunimos en comunidad para lo que es el Schoenstatt Zeit y compartimos todas juntas”.

Gabriela añade: “Si pudiera elegir un top 3 de veces en las que tuve que decirme a mí misma que lo que estaba viviendo era real, en primer lugar sería la vez que íbamos caminando al Santuario Jardín de María, observando el atardecer de colores tan suaves que se sentía como que el paisaje estaba dándome una cálida bienvenida. Luego, una mañana en la que iba saliendo de mi casa camino a la Iglesia de la Adoración y empezaron a caer pequeños copitos de nieve mientras sonaban las campanas de la Iglesia, para mi fue un signo de Dios anunciando que estamos viviendo un tiempo nuevo; y para finalizar, cuando cantamos ‘Ore Poriahu’ en el Santuario Original en el primer 18 del año. Si de por sí el Santuario te hace sentir cobijada por su gracia, es aún más cálido cuando cantamos en su interior una canción de casa y en uno de nuestros idiomas tan preciados, que es el Guaraní.”

Alegría y gratitud llenan los corazones

Todas las jóvenes comparten que es un regalo poder vivir esto en comunidad. A continuación, Anna Loriz, de Alemania, nos cuenta su testimonio:

“A pesar de que mi tiempo en Schoenstatt recién comenzó hace unos días, en este corto tiempo pude sumergirme en una atmósfera especial aquí: compartir mi entusiasmo por Schoenstatt con mujeres jóvenes de todo el mundo, profundizar juntas en estos tesoros, divertirme y reír mucho; invertir en mi relación con Jesús en la Santa Misa y en la oración personal, y simplemente pasar tiempo frente a nuestra MTA en el Santuario. ¡Y todo esto mientras Schoenstatt está embelesado en un hermoso paisaje invernal con un sol radiante!”

Alegría y gratitud llenan los corazones de cada joven que tiene la oportunidad de participar en este tiempo de gracias aquí en Schoenstatt. Contamos con las oraciones de todos para que cada chica pueda vivir intensamente este tiempo y recibir todas las gracias necesarias para su vida y su trabajo por la Iglesia, especialmente a través de Schoenstatt.

Compartir

con sus seres queridos

Artículos relacionados que pueden interesarle

Cuidar al enfermo cuidando las relaciones – ¡Con los ojos de María!

Hermana de María y médica, la Hna. M. Teresa Olivares, de Chile, habla sobre lo que caracteriza a los profesionales de la salud schoenstattianos en su misión de vivir la Alianza de Amor en el cuidado de los pacientes. Y en esta Jornada Mundial del Enfermo, relaciona el día a día de los enfermos con el 31 de Mayo: una misión “muy actual” y desafiante.

Seguir leyendo »