Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

Schoenstatt en Ecuador celebra el Jubileo de Oro de su primer Santuario

By: Hna. M. Montserrat Darquea, Asesora de la Rama de Familias

La familia de Schoenstatt en Ecuador ha preparado el jubileo por los 50 años de su Santuario nacional con incontables ofrecimientos y con trabajo de logística para dar un fuerte impulso misionero a sus miembros. La celebraciones tendrán lugar entre el 20 y el 22 de enero en el Santuario de Guayaquil y contarán con la presencia del Nuncio Apostólico, los Obispos de Ecuador, y numerosos miembros de la Familia de Schoenstatt.

 

“La semilla de Schoenstatt que tu amor trajo a Ecuador prendió en nuestros corazones”

Así rezaba la generación fundadora hace 50 años. Así rezamos hoy todos los días durante este año en la Oración Jubilar con inmensa gratitud y profunda alegría.

Con el Lema “Santuario eres misión” el 20 de enero del 2021 nuestra Familia de Schoenstatt en Ecuador inició el Año Jubilar de su Santuario Nacional, con la apertura de la Puerta del Santuario por el matrimonio Briz y el P. José Luis Nieto, en presencia de unas 20 personas de la generación fundadora y 400 asistentes, aún en medio de la pandemia. Se inició la procesión de las comunidades con sus banderas y símbolos junto con las banderas jubilares que fueron entregadas a los distintos lugares donde Schoenstatt se ha desplegado.

Preguntas que sacuden

El P. Eduardo Auza en su homilía exhortó a la familia a responder la pregunta que nuestro Padre y Fundador hiciera al P. Menningen adaptándola a este tiempo que vivimos:

“¿Familia de Schoenstatt, vienes conmigo, estás dispuesta a renovarte en este año jubilar? ¿Estás dispuesta a dar también el salto del 20 de enero? ¿Estás dispuesta a ofrecer tu vida por la liberación de todos, por la liberación del mismo fundador, que sigue encarcelado; por la liberación de la patria, de la Iglesia, de una nueva sociedad?” (Homilía 20 enero 2021)

Una historia, una patena, una misión

Y la misión consiste en regalar nuestro Santuario al mundo. Un signo increíble es que el Santuario se consagró sin techo, lo que fue interpretado como un llamado a ser brazos abiertos para la Iglesia y el mundo y que debía ser manos extendidas hacia los más necesitados, a los que no tienen hogar.

Para la Familia de Schoenstatt naciente de Ecuador las palabras de nuestro Padre Fundador fueron decisivas para movilizar todas las energías en buscar terreno y en la construcción del Santuario a pesar de ser un puñado de personas.  En su carta del 5 de octubre de 1967 nos escribió:

“Por lo visto la Mater quiso, ella misma, escoger y formar sus instrumentos en Guayaquil. Esto indica que la Mater quiere que ustedes le construyan un Santuario para obrar desde allí, en vuestra patria y más allá, milagros de gracia”.

El Padre Kentenich nunca logró visitar el Ecuador, pero nos consagró en la patena, que la juventud femenina ecuatoriana le envió como regalo, un día antes de su partida al Schoenstatt eterno.

Familia del Padre consagrada en la patena

Para la generación fundadora la Consagración del Santuario el 20 de enero de 1972 fue evidentemente un regalo para nuestro Padre Fundador y para la Iglesia, tal fue así que hubo dos celebraciones: el 20 con la Familia de Schoenstatt y el 22 con el Obispo para simbolizar que el Santuario es un regalo para la Iglesia.

Este jubileo lo celebramos con nuestro hermoso ideal nacional que está expresado en el memorial ubicado al pie de cada uno de los Santuarios del Ecuador: “Familia del Padre consagrada en la patena”. Banderas jubilares flameando en esta noche de apertura del jubileo fueron enviadas hacia los Santuarios filiales y Ermitas de Schoenstatt ubicados en las ciudades de Quito, Samborondón, Manta, Santo Domingo, Babahoyo y Bahía de Caráquez.

Hacia el Aniversario de Oro, enero de 2022

 

Este jubileo nos Anima, nos Acerca, nos Adentra, nos lleva a Asumir la misión.

Nos anima a agradecer, a pedir perdón, ofrecernos en la patena como un don de gratitud y nos adentra a comprometernos con el Santuario para darlo a conocer y entregar el carisma de Schoenstatt a toda nuestra patria.

Se formó una comisión central integrada por representaciones de todas nuestras comunidades para organizar diversos materiales y actividades de contenido, liturgia, eventos, logística, comunicación y finanzas.

Es una gracia jubilar el que a pesar de la pandemia toda la Familia se ha movilizado para celebrar con alegría y compromiso el jubileo de oro.

Regalos de oro que fructifican en gracias

El regalo más importante que ha asumido toda la Familia es regalarle al Santuario una pastoral renovada.  Un gran equipo que integra la pastoral ha desplegado todas sus fuerzas para embellecer el Santuario y elaborar la ruta del peregrino, potenciado las comisiones de acogimiento, liturgia, canto, etc.  para acoger a peregrinos de varias ciudades, Parroquias, Colegios, etc.  para peregrinar y recibir las gracias jubilares.

Esta renovación exterior incluye una Vía Matris con los misterios del Rosario, la Puerta de entrada al Jardín de María, Ermita del Padre, Memorial de José Engling, etc. La Comunidad de los Padres de Schoenstatt renovaron también la Iglesia de Peregrinos.

Cada Rama se ha esforzado para regalar una rama renovada en su ideal y ha organizado peregrinaciones, jornadas, retiros en el Santuario nacional. Es hermoso ver cómo envían la foto del grupo con sus familias haciendo la peregrinación.

La Juventud Femenina renovó su coronación con la RTA -Reina tres veces Admirable- como Reina del Amor Puro. La rama de Madres asume toda la herencia de las primeras y reconquista su ideal y bandera. Cada martes del año jubilar las madres ofrecieron adoración en el Santuario Nacional. La Rama de Familias reconquistó su bandera y cada familia ha recibido una pequeña réplica. Las Federaciones e Institutos también han ofrecido incontables regalos durante este tiempo jubilar.

La Campaña de la Virgen Peregrina impulsó nuevamente la Campaña en las parroquias y se ha entronizado la Mater en varias iglesias; todos los misioneros y misioneras del Ecuador recibieron un santuarito para llenarlo con Capital de Gracias.

La Comisión Liturgia organizó los días 20 de cada mes adoración durante 11 horas continuas con la participación de todas las comunidades. Durante la Misa de la Pascua de nuestro Padre Fundador, 15 de septiembre, se sellaron Alianzas filiales y se renovó el compromiso con el Padre Kentenich.

Jubileo que despierta vida en todos los rincones

La Comisión contenido ha trabajado fichas jubilares mensuales con los hechos más sobresalientes de estos 50 años, como ser: Familia del Padre, El Santuario fue profanado, Santuarios filiales, Santuarios hogares y Frutos del Santuario.  Cada ficha se acompañó de un video corto con testimonios.

La Comisión Eventos organizó el Concurso del Himno Jubilar del que participaron seis canciones compuestas por miembros de varias comunidades. Luego de una dura elección quedó seleccionada la letra compuesta por la Jefa de la Rama de Madres. Se organizaron también tres conversatorios transmitidos por nuestras redes sociales: De la raíz a las Ramas, con miembros fundadores, Fuego para los próximos 50 años, con la presencia del Arzobispo de Guayaquil Mons. Luis Cabrera, Schoenstatt para el futuro de la Iglesia, con el P. Alexandre Awi. El 18 de octubre fue el lanzamiento del libro Raíz de barro y sangre nueva, que incluye las corrientes de vida más importantes de estos 50 años de historia.

Como Familia estamos muy contentos con toda la vida despertada que ha logrado que todos se incluyan en este Camino Jubilar y que esperamos sea una renovación que despierte vocaciones e instrumentos para llevar Schoenstatt Ecuador hacia los próximos 50 años y más.

Un regalo del cielo: Los obispos de la Conferencia Episcopal en la Misa del Jubileo

La Mater nos ofrece un regalo inesperado y de gran magnitud: La presencia de los obispos de la Conferencia Episcopal de Ecuador en la Misa del 20 de enero, en nuestro Santuario Nacional. Es que los obispos de la Conferencia van a estar en ejercicios espirituales en la Casa de Retiros del Santuario del 17 al 21 de enero. Mons. Luis Cabrera, que es presidente del cuerpo, nos sugirió invitar a la Misa central al Nuncio Apostólico, Arzobispo Andrés Carrascosa Coso, para que la presidiera, y así que los obispos participaran concelebrando. Sentimos que es un maravilloso signo de una Iglesia que quiere ir en salida y de un Schoenstatt que desea colaborar desde su carisma a evengelizar hacia las periferias. La Mater nos enviará a todos, miembros de la Familia de Schoenstatt y obispos, desde su Santuario, a conquistar el mundo para Jesús.

Compartimos aquí el programa del Triduo Jubilar:

20 de enero:  20 hrs. Santa Misa presidida por el Nuncio Apostólico, Arzobispo Andrés Carrascosa Coso, con la participación de los Obispos de Ecuador. El cuadro de la MTA saldrá del Santuario y permanecerá en la Iglesia de Peregrinos.

Acompañe las celebraciones por el canal de YouTube

 

21 de enero: 19:30 hrs. Noche de Oro. Adoración virtual dirigida por nuestra Familia de Quito que llegará a Guayaquil por las celebraciones jubilares.

22 de enero: 17 hrs. Celebración Eucarística presidida por Mons. Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil y Presidente de la Conferencia Episcopal de Ecuador. Se contará con la presencia de invitados de Iglesia, Movimientos Eclesiales y autoridades civiles.

Medidas de bioseguridad y participación virtual

La ola de contagios en el Ecuador por el Covid también es de gran preocupación para la Familia, por lo que se han tomado importantes medidas de bioseguridad para tranquilidad de los asistentes presenciales a las celebraciones. Para quienes deseen seguir los eventos del Aniversario de Oro en forma virtual, les invitamos a unirse a las transmisiones en vivo por las redes de Facebook Movimiento Schoenstatt Ecuador

Para quienes deseen tener acceso a los materiales y videos que se han preparado para vivir el Jubileo de Oro, les invitamos a visitar el enlace: https://linktr.ee/schoenstattjubileo 

 

 

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you

Iluminando el camino hacia el 31 de Mayo

La esencia del tercer hito de Schoenstatt, la misión del 31 de mayo, está centrada en la Fuerza Divina, que nos llama a ser un Schoenstatt en salida y a vivir un mundo orgánico en el pensar y amar, como un aporte vivo a la Iglesia y al mundo de hoy. Este aniversario nos interpela e invita a profundizar la misión de ser portadores del carisma de nuestro Padre y Fundador.

Read More »