Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

El espíritu de la pobreza como oportunidad para que Dios nos dé lo que necesitamos

By: Harald M. Knes

Los miembros de los seis institutos seculares de Schoenstatt han elegido conscientemente el consejo evangélico de la pobreza. Siguiendo a Jesús, quieren vivir un estilo de vida sencillo, no como una renuncia, sino como una oportunidad para abrirse a que Dios dé lo que cada uno realmente necesita. Este fue el tema del encuentro de las asociaciones que tuvo lugar del 17 al 19 de febrero de 2023 en el centro de conferencias Berg Moriah.

El encuentro tuvo lugar en la casa de conferencias en Monte Moriah (Foto: Albert Busch)

La necesidad de la renuncia en el estilo de vida

Manuel Immler, invitado como ponente externo, captó esta tensión. Como diseñador de productos con un título adicional en diseño ecosocial, también aborda la necesidad de renunciar en el propio estilo de vida para tomarse en serio el cambio climático. «Vivimos», explica, «en un planeta con recursos finitos que actualmente estamos sobreexplotando». Las conferencias y charlas suelen decaer en este punto. Esta vez, sin embargo, tenía delante a 26 oyentes para quienes esto ha sido algo natural durante años y décadas como concepto de vida y comunidad. Sorprendido, observó que nadie discutía sobre la necesidad de hablar sobre el tema, porque había un gran interés.

El consejo evangélico de la pobreza en el contexto del pensamiento y la vida orgánicos

En la ponencia central de la conferencia, el matrimonio formado por María y el Dr. Ulrich Wolff presentaron la concepción de la pobreza de José Kentenich. Mostraron que José Kentenich situó el consejo evangélico de la pobreza en el contexto del pensar y vivir orgánico. “Esto plantea en particular la cuestión de cómo debo vincularme a las cosas”, dijeron los Wolff. «Todas las cosas que usamos deberían recordarnos a Dios y llevarnos a Dios y, en última instancia, atarnos a él». Por supuesto, la solidaridad con el prójimo debe desempeñar un papel importante en esto.

Los informes de los diversos institutos seculares de Schoenstatt mostraron visiones y experiencias muy interesantes de pobreza vivida, que despertaron mucha vida espiritual y solidaridad real vivida.

Intercambio y reunión por la noche en la sala de la chimenea (Foto: Albert Busch)

El desafío de la unión familiar

El P. Heinrich Walter habló sobre el desafío de los seis institutos seculares de ser «hermanos y hermanas de una familia común», tal como lo formuló su fundador José Kentenich como meta: «Todas las comunidades unidas. (…) ¡Mantenernos juntos, estar unidos! De alguna manera esto también debería ser posible institucionalmente, pero aún más y más desde el corazón. ¡Tengamos una unidad cohesiva! Unidad en espíritu, unidad de corazones, unidad de ayuda mutua. Tenemos que crear un mundo completamente nuevo».

Fuente: schoenstatt.de 

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you

Cuidar al enfermo cuidando las relaciones – ¡Con los ojos de María!

Hermana de María y médica, la Hna. M. Teresa Olivares, de Chile, habla sobre lo que caracteriza a los profesionales de la salud schoenstattianos en su misión de vivir la Alianza de Amor en el cuidado de los pacientes. Y en esta Jornada Mundial del Enfermo, relaciona el día a día de los enfermos con el 31 de Mayo: una misión “muy actual” y desafiante.

Read More »

La vida consagrada tiene que ver con el SÍ cotidiano

Este 2 de febrero damos gracias a Dios por todas las personas consagradas. En esta fecha recordamos también la fundación del Instituto Secular Nuestra Señora de Schoenstatt, en 1946. La Sra. Carminho Sarmento, que recientemente hizo su consagración perpetua en la comunidad, nos cuenta su testimonio.

Read More »