Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

Academia de Familias en Austria – De pequeña planta a un árbol robusto

By: Claudia Brehm

El 16 de julio de 2021, la Academia de Familias de Austria celebró una fiesta de agradecimiento y traspaso en su centro del Kahlenberg de Viena. Hace 30 años, el matrimonio de Eva y Erich Berger «con mucho espíritu aventurero y aún más fuego kentenijiano» – como expresaron los directores del Movimiento, Ingeborg y Richard Sickinger – había puesto en marcha la academia mencionada.

Después de más de 30 años de incansable entrega por parte del matrimonio Berger y de un enorme impulso en el trabajo con matrimonios, la dirección de la Academia de Familias fue transferida a Patricia y Günther Mayrhofer para los próximos seis años, en una histórica jornada: el 16 de julio, día de la fundación del Movimiento Familiar en el campo de concentración de Dachau en 1942, por el Padre Kentenich y el Dr. Fritz Kühr.

 

Dos años para ser formadores de familias

«Lo que comenzó como una pequeña planta -relata Gabi Kräftner- se ha convertido entre tanto en un árbol robusto con innumerables frutos. Hasta ahora, 425 matrimonios de Austria han participado de 67 cursos de formación de dos años para convertirse en formadores de familias y han experimentado el fortalecimiento y el crecimiento de su relación y su vida de fe de la mano de 300 instructores y parejas que les han acompañado. Durante estos 30 años los matrimonios han ofrecido 190.000 horas de trabajo voluntario para asistir a otras familias. La probada pedagogía kentenijiana se transmite ahora también con éxito en cursos de academia en Hungría, Alemania, Suiza, Lituania, España, Croacia, República Checa, Rumanía e incluso en Brasil».

En la celebración estuvo presente el obispo Klaus Küng, que ha apoyado firmemente la academia de pedagogía familiar desde el principio. Ha participado de numerosas ceremonias de envío y siempre ha acogido con interés a las nuevas parejas de formadores familiares. El mencionado prelado rindió homenaje al «extraordinario trabajo» de Eva y Erich Berger y deseó a los comprometidos sucesores la bendición de Dios para esta tarea, que implica tanta responsabilidad, expresando estar convencido de que los frutos del trabajo de las academias muestran que la pedagogía de José Kentenich resulta valiosa y útil, incluso en una sociedad ampliamente secularizada.

A la vez exhortó: «Quisiera aprovechar hoy la ocasión para animar a todos, también a los que están conectados con nosotros a través de internet en otros países, a continuar con gran confianza en la ayuda del Señor y en la intercesión de María, a no cejar, a no ceder a las presiones de una sociedad de consumo que, por su propia naturaleza, lleva a menudo a las personas a un callejón sin salida».

Skirmantė y Nerijus, de Ucrania, y Karoly y Erika Varga, de Hungría, agradecieron al matrimonio Berger su compromiso con la creación de la Academia de Familias en sus países y la confianza que depositan en las parejas que la dirigen en ellos. Para ellos, la Academia de Familias significa pertenecer a una gran familia internacional. Karoly observa: «Para nosotros es un gran milagro cómo ha dirigido la Academia de la Familia». La familia Mayrhofer no desaprovechó la oportunidad de servir un delicioso pastel festivo en el posterior ágape en un ambiente acogedor.

 

«Confiamos en que las parejas crezcan.»
Entrevista a Eva y Erich Berger

Sr. y Sra. Berger, hace 30 años realizaron un trabajo pionero con la fundación y el desarrollo de la Academia de Familias en Austria.

¿Qué les motivó a largarse a esta aventura? ¿Cómo surgió esta idea?

No fue nada del otro mundo. Simplemente aceptamos dirigir un grupo de proyecto durante un año aproximadamente, una petición del Padre T. Beller y la Hna. M. Elmengard en 1989. El Padre Beller tenía tres motivos desde nuestro punto de vista. Sentía que pronto llegaría a sus límites, a pesar de su capacidad. Necesitaba multiplicadores. Tenía una profunda convicción profética sobre la misión de los matrimonios para la Iglesia del mañana; y quiso transmitir a todas las familias interesadas – también más allá de las fronteras de Schoenstatt – la riqueza de la experiencia de 10 años de trabajo familiar en el discipulado del P. Kentenich.

Según él, el mayor pecado en el desierto es no decir a los demás dónde se encuentra la fuente. En el grupo del proyecto, nosotros y otras cinco parejas nos prendimos fuego, y pronto se produjo una conflagración.

 

¿Qué retos importantes han tenido en este largo viaje? ¿Cuál ha sido el acontecimiento más destacado que ha hecho felices a ambos?

«Participar en la academia fue la mejor decisión de mi vida».

«Hay un Adalbert hasta el 2008 y un Adalbert a partir del 2009». Este tipo de comentarios, que recibimos en abundancia, es gratificante. Demuestran que damos a la gente lo que necesita, lo que anhela. Lo que nos cuesta es que no siempre conseguimos comunicar estas experiencias que hemos hecho con la academia de pedagogía familiar en Austria y en otros países. A veces nuestra confianza en la misión del P. Kentenich para el futuro de la Iglesia y de la sociedad se encuentra con la incomprensión. Para nosotros, su concepto pastoral, que se basa en la íntima interacción orgánica de la psicología, la pedagogía y la teología, es un verdadero modelo de éxito en el que ponemos nuestra vitalidad.

 

¿Qué cualidades han desarrollado ambos en estos 30 años en la Academia de Familias?

La confianza. Hemos aprendido a confiar en la escuela del Padre Kentenich. Confiamos en que las parejas puedan crecer, sin que nosotros intervengamos terapéuticamente. Y las parejas sienten esta confianza sin que la expresemos verbalmente. Confiamos en el efecto de la gracia, en Schoenstatt hablamos de las tres gracias de peregrinación, confiamos en ellas. Confiamos en que la Virgen se dirija a Jesús y le llame la atención: «No tienen más vino» – como está escrito en nuestras tinajas en Austria. Confiamos en los milagros de la transformación, en que el agua de nuestros esfuerzos es suficiente, cuando las tinajas están llenas hasta el borde.

¿Qué habilidades aportan Patricia y Günther Mayrhofer a su nueva tarea y cuál es su deseo para ellos?

Nos encantan los viajes de aventura, de descubrimiento. Para que todos puedan descubrir las habilidades de Patricia y Günther por sí mismos, no queremos describir ninguna de sus habilidades. Los reconocerás por sus frutos.

En un curso del que dirigieron el segundo año, que llamamos «Arte de la transmisión y el acompañamiento», las familias fueron confrontadas y atacadas con acusaciones contra el P. Kentenich personalmente. Un señor reaccionó diciendo: «No conozco a Kentenich, no conozco a los testigos – pero los conozco a ustedes – ¡ustedes son mis testigos y en ustedes confío!» – con lo que se refería a Patricia y Günther y su equipo. Testigos contemporáneos» del P. Kentenich.

Eva, Erich, gracias por la entrevista. Nuestro deseo es que, con la ayuda de María, logren conciliar la alegría de su propia familia y la alegría de servir a otras familias.

Muchas gracias por hablarnos de sus décadas de profundo compromiso con la Academia de Familias. Con mucho gusto encenderé una gran vela en el Santuario Original de Schoenstatt por ti y por tantas familias que han podido descubrir nuevos tesoros en su matrimonio a través de la Academia y por las que vendrán.

 

 

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you

Unidos somos más fuertes: segundo Café de parejas en Italia

Parejas en Italia participaron en el segundo Café de parejas que organiza el Movimiento de Schoenstatt, en el que se acentuó la importancia de los vínculos personales estables, y el profundizar el valor del otro para el crecimiento propio. El lema de la jornada fue «Unidos somos más fuertes».

Read More »

Preparación al matrimonio – un proyecto conjunto de la Liga de Familias en Alemania

Asesores y líderes de Schoenstatt de la pastoral de preparación al matrimono en Alemania se reunieron para unos días de diálogo con el objeto de valorar lo que están haciendo en cuanto a la preparación al sacramento del matrimonio y para discernir caminos de trabajo común. El encuentro tuvo lugar en Hillscheid, en el amplio predio Josef Kentenich Hof, sede de la Federación de Familias de Schoenstatt, ubicado a pocos kilómetros del Santuario Original.

Read More »
familia familie family

La familia, comunidad de Alianza y amor

En este primer domingo después de Navidad celebramos la fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret. En este día también recordamos y damos gracias por todas nuestras familias. A la luz de la espiritualidad de Schoenstatt, entendemos la familia como una comunidad de alianza y amor.

Read More »