Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Apostolic Movement

Tarde de encuentro con los refugiados de Ucrania en la Casa de Peregrinos de Schoenstatt

By: Heinrich Brehm

A esta tarde de encuentrto asistieron unos 30 niños, tanto pequeños como mayores, que estuvieron encantados de poder participar en un rally para buscar  huevos de Pascua en el recinto de los peregrinos, en vísperas de la Pascua ortodoxa. Compartieron salchichas, ensaladas, bebidas, así como café y pastel.

«Me parece estupendo que Schoenstatt haya organizado esta tarde», dijo el alcalde de Vallendar, Wolfgang Heitmann, en una entrevista con schoenstatt.de. «Me pareció un acontecimiento alegre porque dio a los distintos refugiados la oportunidad de conocerse en un ambiente muy agradable y bonito, y también de entrar en contacto con conciudadanos, lo que, por supuesto, también fue difícil por las barreras lingüísticas». Heitmann subrayó que le parecía grande el compromiso de los conciudadanos con el alojamiento de los refugiados. Sin embargo, es difícil que la ciudad proporcione suficientes viviendas adecuadas para los refugiados a mediano plazo.

Anna Schwaderlapp dando la bienvenida (Foto: Hbre)

Intercambio sobre posibilidades y caminos

Para los refugiados y los anfitriones,esta invitación es una buena oportunidad para hablar entre ellos y con los nuevos vecinos, aunque sólo temporales. Se pueden ver pequeños grupos que intercambian información sobre las oportunidades que existen para ir de compras, que hablan entre sí sobre cómo aprovechar las ayudas que ofrecen las distintas oficinas y organismos oficiales, qué pasos hay que dar para abrir una cuenta bancaria, cómo obtener vales de comida, el certificado de derecho al banco de alimentos, solicitar un permiso de vivienda o un permiso de trabajo.

Encontrar a las personas adecuadas para ayudar

Los responsables de la asociación “bewegenswert e.V.”, que en cooperación con el coordinador de refugiados de la ciudad de Vallendar están involucrados en la coordinación del alojamiento de los refugiados en Schoenstatt en Vallendar, junto con las casas de Schoenstatt involucradas, invitaron a esta tarde de encuentro a todos los ciudadanos ucranianos alojados en Schoenstatt así como a todos los refugiados ucranianos que viven en el área del municipio de Vallendar. Anna Schwaderlapp, corresponsable de la asociación, está presente  para responder a todas las preguntas. Por ejemplo, si los parientes de una familia de refugiados que pudieron salir de Mariupol el día anterior también pudieran ser alojados en Vallendar.

 «Ahí es donde podemos ayudar a establecer los contactos necesarios con el coordinador de refugiados de la ciudad», dice la responsable de la Casa de la Familia de Schoenstatt. «En bewegenswert e.V. no podemos ayudar directamente en la búsqueda de alojamiento o en otras cuestiones, pero podemos ayudar a encontrar contactos adecuados».

Búsqueda de huevos de Pascua en la víspera de la Pascua Ortodoxa (Foto: Hbre)

Están previstos cursos de idiomas

Una oferta concreta que la asociación pudo crear junto con las Hermanas de María de la Casa de Peregrinos es una sala de recreo más grande para reuniones, que por el momento está permanentemente disponible para los refugiados. Hay una zona de juegos para niños, un rincón de estar y una sencilla tienda de ropa donada. También se ofrecerá un curso de idiomas en estas salas tan pronto como sea posible, porque una cosa que se notó claramente esta tarde: «El idioma es un factor muy decisivo para el éxito de los encuentros y la ayuda que se recibe», dice Tobias Brehm, presidente de la asociación “bewegenswert e.V.” «Sin los traductores ucranianos voluntarios que además hablan el alemán, la tarde no habría salido tan bien».

Tarde de encuentro
Oración al final de la tarde en el Santuario Original (Foto: Hbre)

Oración por la unidad en tiempos difíciles

El acto concluyó en torno a las 17.45 horas con un breve momento de oración frente al Santuario Original. El Padre Johnson Panthappillil (Padre de Schoenstatt), que viene de la India, animó a los refugiados y a sus anfitriones a permanecer juntos y a animarse mutuamente en esta situación tan difícil. El Santuario es un lugar para sacar fuerzas y pedir a Dios esperanza y paz, dijo. «Si nos mantenemos unidos, podemos vivir», fue la quintaesencia de su breve impulso. Una hoja de oraciones en ucraniano-alemán permitió a los presentes unirse a la oración en ambos idiomas, y fue un momento especial cuando el «Padre Nuestro» y una oración a María se dijeron al final en ambos idiomas al mismo tiempo.

 

 

Fuente: Schönstatt.de
Fotos: Hbre / T.Brehm

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you