Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Apostolic Movement

Refugiados ucranianos reciben ayuda en Polonia. Soportan duras pruebas.

By: P. Arkadiusz Sosna

Refugiados ucranianos

En nuestro Sión en Jozefow, en Polonia, en la Casa de los Padres de Schoenstatt, las cuatro estaciones desde marzo hasta ahora están relacionadas con la presencia de nuestros huéspedes de Ucrania. Es difícil hablar de los invitados cuando las semanas pasan volando y seguimos viviendo juntos esta difícil época de guerra y refugiados. Desde principios de marzo, dos personas han estado con nosotros de forma permanente: una madre con su hija. Otros han estado y seguirán estando con nosotros temporalmente. (Foto A)

refugiados ucranianos
Foto A

En julio tomé fotos en Przemyśl, Polonia, en la frontera con Ucrania. En ellas se puede ver el vestíbulo de la estación con las camas preparadas (foto B), la recepción y la carpa para la primera comida (foto C).

refugiados ucranianos
Foto B

Así es la recepción de los ucranianos: Inscripción, primera comida, atención médica y, si no tienen otra opción, alojamiento para las madres con hijos. Una o dos noches y luego siguen su viaje.

refugiados ucranianos
Foto C

La cola de camiones en la frontera (foto D) es otro ejemplo de la realidad actual. Colas ininterrumpidas de camiones que se dirigen a Ucrania llevando ayuda.

Foto D

Artem, nacido en Polonia, sigue viaje con su familia. En la foto se puede ver el momento de la despedida y la partida (foto E). Gracias a Dios, el niño nació en condiciones humanas y pudo pasar los primeros meses de su vida en paz.

Foto E

Las siguientes fotos muestran a madres con sus hijos. (Foto F) Insólito. Tres de ellas vivían en el mismo bloque de apartamentos en Zaporizhzhya, Ucrania. Ahora ellas y sus hijos están con nosotros, en la casa de los Padres de Schoenstatt en Polonia, mientras sus maridos se encuentran en Zaporizhzhya. Una de las mujeres no tiene nada que la motive a volver. Su casa fue destruida por el fuego de los cohetes.

Foto F

La Navidad está a la vuelta de la esquina. No sabemos cuántos se quedarán con nosotros durante este tiempo. En este momento vivimos siete personas en nuestra casa. Todo fluye. El intenso fuego de cohetes de los últimos tiempos ha aumentado el miedo y ha obligado a la gente a marcharse. En Polonia es costumbre preparar un sitio libre en la mesa en Nochebuena y Navidad. Normalmente este lugar permanece en espera de alguien que llega, pero esta vez prepararemos más plazas.

Me gustaría expresar mi gran gratitud a todos aquellos que apoyan nuestra hospitalidad en Sión, en Polonia con la oración y la contribución material. Al hacerlo, están poniendo de tu parte para ayudar y abrir los corazones de los necesitados. Al mismo tiempo, pido perseverancia para todos nosotros, para que este tiempo difícil se convierta en un oasis de esperanza cristiana y de servicio concreto a la vida de los demás.

Que Dios nos proteja y nos bendiga a todos.

Con gratitud y bendiciones les saluda desde nuestro Sion en Jozefow.

P. Arkadiusz

Si deseas colaborar con los Padres de Schoenstatt de Polonia para que puedan seguir acogiendo y ayudando a refugiados ucranianos, puedes hacerlo a través del siguiente enlace: https://schoenstatt.com/help-ukraine/.  ¡Muchas gracias!

Share

with your loved ones

WhatsApp
Facebook
X
Print
Email