Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

Inglaterra: un grupo de mujeres vive la experiencia de la Alianza de Amor

By: Hna. M. Zoja Dombrovskaya

El 25 de noviembre un grupo de madres se reunió por primera vez en persona en Birmingham, Inglaterra, junto con la Hermana M. Zoja Dombrovskaya, asesora del Movimiento de Schoenstatt. Durante los dos últimos años, las madres solo se han reunido virtualmente.

Las mujeres son polacas y llevan muchos años viviendo con sus familias en Inglaterra. El 25 de noviembre, un sábado, pasamos todo el día en el santuario con el maravilloso ideal: «Tu santuario es nuestro hogar». Efectivamente, la gracia de establecerse en este lugar actúa de un modo especial. Fuimos recibidos con el corazón abierto por el Padre de Schoenstatt Bryan Cunningham, que cuida de este único Santuario de Schoenstatt en Inglaterra.

Diez madres sellaron ese día su Alianza de Amor con María y encontraron su hogar espiritual.

30 mujeres se reúnen para crecer interiormente

El domingo 26 de noviembre fue un día de apostolado en el que las madres organizaron un encuentro abierto para mujeres en la parroquia polaca de San Miguel Arcángel. La Hna. M. Zoja dirigió las charlas y los talleres sobre la feminidad, a los que asistieron unas 30 mujeres. Fue un momento muy importante y valioso de animados encuentros.

Después de la Alianza de Amor vino la paz y el sosiego al corazón

Anna, de Birmingham, habla de las reuniones de la Liga de Madres: «Me uní al Grupo de Madres de Schoenstatt en Birmingham hace un año. Las reuniones con la Hna. M. Zoja me ayudan y guían mucho en mi desarrollo espiritual y personal. Siento que estoy creciendo como madre, esposa y mujer».

También expresa que la Alianza de Amor la ayudó a superar sus dificultades: «En los últimos meses nos hemos estado preparando para sellar una Alianza de Amor con María. Dos semanas antes de sellar la Alianza, tuve una conversación muy desagradable, cuyo peso e impacto recayó sobre mis hombros. Esto trajo inquietud a mi corazón y dudas sobre si debía seguir preparándome. En este estado viajé a Bolton. Me sentí como en casa en el santuario de la Madre Tres Veces Admirable, me sentí muy cómoda y segura allí. Después de la Alianza de Amor, la paz y el sosiego inundaron mi corazón. Todas las cosas difíciles que cargaba dejaron de ser un problema y sentí que María me quitó el peso sobre mis hombros. Renació en mi corazón la fe y la esperanza de que lo que estaba haciendo era bueno para las mujeres. Le pedí a la Virgen que me guiara en el cumplimiento de mi vocación. Ella ya está obrando».

Allí me sentí realmente como en casa

Magdalena, de Birmingham, nos habla de su primera visita al santuario: «Todo el día del retiro fue maravilloso, sentí la alegría de ir allí, de encontrarme en persona. Tuve la sensación de que algo importante y valioso estaba sucediendo. El santuario está en un lugar precioso. Me sentí como en casa, no quería irme. Experimenté la gracia de instalarme allí. Fue un día que pasamos juntas, un segundo día de servicio a los demás, en el que también me abrí a otras mujeres de fuera de la comunidad».

Sobre el día posterior a la Alianza de Amor comenta: «Me desperté a la mañana con tanta alegría y tuve la sensación de que María estaba siempre conmigo. Además, tengo esta medalla conmigo, que es un recordatorio físico de su presencia espiritual.»

Espero que mi relación con María siga creciendo

Renata recuerda que en su vida no estuvo muy unida a María y no se consideraba una persona mariana. Pero poco a poco, la Mater conquistó su corazón.

Comparte sus impresiones sobre el santuario de Schoenstatt: «Creo que aquí todos nos sentimos queridos, amados, cuidados y necesitados. Vivenciamos profundamente la adoración, las Santas Misas y la formación, pero también nos encantaron los paseos, las comidas compartidas y conversaciones con café y pasteles. Lo más destacado de nuestra estancia fue hacer una Alianza con María. Soy bastante entusiasta cuando se trata de nuevos retos, así que entré en la Alianza de Amor sin dudarlo. No me di cuenta de la importancia de lo ocurrido hasta el día siguiente. Ahora sé que definitivamente es muy importante, y doy gracias a Dios por haber permitido que María me condujera lentamente a esta alianza y me reclamara. Espero que mi relación con María siga creciendo y espero con impaciencia la próxima oportunidad de visitarla en el santuario».

Con información de: siostry.szensztat.pl

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you

850 adolescentes de seis escuelas sellan su Alianza de Amor en Guayaquil

Matrimonios de Schoenstatt ofrecen formación a jóvenes de seis escuelas de Guayaquil. La asistencia espiritual que reciben los adolescentes está dirigida a la libertad interior y el crecimiento orgánico en la dignidad de cada persona. La formación tiene su punto cúlmine cuando sellan su Alianza de Amor con María en el Santuario de Schoenstatt.

Read More »