Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Schoenstatt
Movimiento Apostólico

Hermana Emilie: no podemos ser perfectos pero si brillantes

By: Hna. M. Cacilda Becker

11 años después del reconocimiento del grado de virtud heroica para la hermana Emilie Engel

Un diamante, o mejor aún, un diamante de talla brillante, se valora según diversas propiedades: Dureza, color, claridad y tamaño. Cuanto más claro es un brillante, más puro es, cuanto más grande es, más valioso es. Un factor importante es su color claro. Si un diamante es completamente transparente, incoloro y no tiene inclusiones,es más valioso y más codiciado

Ella misma vivió lo que esperaba de los demás

¿No ocurre lo mismo con nosotros, los seres humanos? La hermana Emilie era una persona totalmente auténtica en la que no había inclusiones, es decir, egocentrismo, egoísmo y falsedad. Al menos, así es como la experimentaron otras personas. Lo que decía, lo que esperaba de los demás, lo vivía ella misma. En todo caso, el juicio de la Congregación para las Causas de los Santos sobre su grado heroico de virtud permite decir esto de ella, después de que ocho consultores teólogos hayan formado un cuadro de su vida.

«Hay certeza del grado heroico de las virtudes divinas de la fe, la esperanza y el amor a Dios y al prójimo, y de las virtudes cardinales de la prudencia, la justicia, la templanza y la fortaleza asociadas a éstas, de la Sierva de Dios Emilie Engel del Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt..

Un Brillante, pulido por la persona del Padre Kentenich

Así es como los responsables de Roma juzgaron a la persona de la Hermana Emilie Engel hace 11 años. La Hermana Emilie es un verdadero brillante, pulido por la persona del Padre Kentenich. La Hermana Emilie no era perfecta, tenía la necesidad humana de amor y seguridad como la tiene cada uno de nosotros. Perfecta es sólo María, la Madre de Dios, concebida sin pecado original, a la que la Hermana Emilia imitó. El Padre Kentenich la formó a través de la espiritualidad de Schoenstatt, y en la Alianza de Amor creció hasta convertirse en el modelo que es para muchas personas, incluso después de muchos años de volver a casa con Dios: un verdadero modelo a seguir, una persona maternal cuya vida inspira y motiva a otros a imitarla en la fe, la esperanza y el amor. A través del fundador de Schoenstatt ha ganado prestigio, de modo que la gente peregrina una y otra vez a su tumba y la invoca en sus necesidades y preocupaciones con la confianza de que ella intercederá ante Dios.

Más sobre la Hermana Emilie Engel: https://www.schoenstatt.org.ar/vidas-heroicas/hna-maria-emilie.html

Share

with your loved ones

Related articles that may interest you