El Santuario Original se une al Papa Francisco en las “24 horas para el Señor”

Desde hace 10 años, por iniciativa del Papa Francisco, tiene lugar durante la Cuaresma la jornada de oración llamada "24 horas para el Señor". Esta jornada se realiza en todo el mundo, especialmente el viernes/sábado anterior al cuarto domingo de Cuaresma. En 2024, la jornada tendrá lugar los días 8 y 9 de marzo.

El lema elegido por el Papa Francisco para el evento de este año es: " Llevemos una vida nueva" (Rom 6,4). Según el arzobispo Rino Fisichella, Pro-Prefecto del Dicasterio para la Evangelización, "el objetivo del evento es volver a poner el sacramento de la reconciliación en el centro de la vida pastoral de la Iglesia, de todas las realidades eclesiales. Este es el centro del mensaje evangélico: la misericordia de Dios, que nos da la certeza de que ante el Señor nadie encontrará un juez, sino un padre que le acoge, le consuela y también le indica el camino de la renovación".

El dicasterio ofrece también un subsidio para la jornada de oración - descargue aquí el texto en español.

Iniciativas de adoración al Santísimo Sacramento tienen lugar en todo el mundo y, de manera especial, la Iglesia ofrece la posibilidad de recibir el sacramento de la Reconciliación a muchos que lo desean.

Las “24 horas para el Señor” en el Santuario Original de Schoenstatt

En el Santuario Original de Schoenstatt, las "24 horas" tendrán como tema este año: "Su presente - nuestro futuro". Comienzan el viernes 8 de marzo a las 18 horas (hora local de Schoenstatt) y terminan el sábado 9 de marzo a las 18 horas.

Están previstos momentos de adoración, con música y oraciones en diferentes idiomas, oración en silencio, meditaciones, etc. También habrá oportunidad de confesarse para los que puedan asistir en persona.

Los que lo sigan a distancia podrán rezar desde casa a través de la webcam, haga clic en el botón:

Webcam

Programa en el Santuario Original

Viernes 8 de marzo
18.00 h - Ángelus y oración de apertura
19.00 - Rosario (en alemán)
19.45 - Bendición de la noche
20.00 h - Tiempo de adoración en grupo
22.00 h - Adoración en silencio

Sábado 9 de marzo
6.30 Santa Misa (en alemán)
8.00 Santa Misa (en alemán)
9.30 Santa Misa (en alemán)
10.30 Adoración en silencio
11.00 Adoración comunitaria (en alemán)
12.00 Ángelus seguido de adoración en silencio
13.15 Devocional
14.00 Tiempo de adoración comunitaria (en inglés)
15:00 Liturgia de las Horas con las Hermanas de la Adoración, seguida del Rosario de la Misericordia
16:00 Santa Misa (en español)
17:00 Adoración comunitaria (en español o portugués)
18:00 Ángelus, seguido de la bendición del Santísimo Sacramento

En los santuarios del mundo

Varios Santuarios de Schoenstatt de todo el mundo se unen en este día de adoración y encuentro con el Señor. Es una oportunidad especial para caminar junto a Cristo, preparándonos para la Semana Santa.

Todos están invitados a participar y reservar unos momentos para la adoración, cultivando el vínculo con Cristo y Dios Padre de una manera especial durante estos días especiales de gracia.


Cuidar al enfermo cuidando las relaciones - ¡Con los ojos de María!

En el año 2024, el Papa Francisco dedicó su mensaje para la Jornada Mundial del Enfermo (11 de febrero) a un tema muy especial para la Familia de Schoenstatt: los vínculos. Justo cuando celebramos el 75 aniversario del 31 de mayo, el Papa nos invita a “Cuidar al enfermo cuidando las relaciones” - lee el mensaje completo aquí.

La Hna. M. Teresa Olivares, del Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt, es médica especialista en cuidados paliativos. Trabaja en un hospital público de Santiago de Chile, donde comenta el mensaje del Papa en una entrevista.

Hermana, desde su punto de vista, ¿qué significa cuidar a los enfermos a través de la Alianza de Amor? En otras palabras, ¿cómo influye este vínculo con la Virgen en la atención a los pacientes?

Yo creo que cuidar de las personas desde la Alianza de Amor, en realidad, recorre todo el término “cuidar” propiamente. Para mí se trata, en primer lugar, de poder mirar a la persona desde los ojos de María. Yo recuerdo algo, todavía, cuando estaba estudiando medicina: hay un momento, por supuesto, en que todo sufrimiento es muy interpelador; él hace que se cuestione muchas cosas. También está la pregunta acerca de: ¿dónde está Dios en medio de todo este sufrimiento? Recuerdo también que, en un proceso de poder mirar todo lo que esto significaba, me di cuenta de que Dios está en cada uno de nosotros y cuidando de los que sufren, no solamente de los médicos y profesionales de la salud, sino de todos aquellos que son testigos, por decir así, del sufrimiento o del dolor del otro.

Evidentemente, el cristianismo tiene en su centro el cuidado de los más vulnerables y los enfermos. Pero creo que Schoenstatt tiene como su carisma, y lo central, ver todo este sufrimiento con los ojos y el corazón de María. Que es una forma distinta de mirar, no es mejor ni peor que otras, es simplemente una forma distinta de verlo. Y eso hace una tremenda diferencia en la vida práctica.

Desde esa mirada -que absolutamente también se aplica a los hombres [profesionales]- podemos buscar la delicadeza, la dignidad. Por ejemplo, al descubrir al paciente para examinarlo; si es necesario o no descubrirlo, en la limpieza del entorno del paciente... Por supuesto que todo esto en el ámbito más técnico, es decir también no se trata solamente de dedicarse a esas pequeñas cosas y olvidarse de la razón por la que se está allí, que es implementar un tratamiento, hacer un diagnóstico. Estas cosas, que parecen detalles, para alguien que mira con los ojos de María, no son ningún detalle.

También preocuparse no sólo por el entorno físico del paciente, sino también de la familia, los seres queridos, por los aspectos sociales, psicológicos y espirituales. Es una forma de mirar [al paciente] y mirar al sufrimiento a través de los ojos de María.

Y, por último, esa mirada del sufrimiento a través de los ojos de María es también esa forma creyente al pie de la cruz del Señor, que nunca cae en la desesperación, en el pesimismo absoluto, o en el nihilismo más terrible, porque siempre sabe que el Padre sostiene los brazos de la cruz de su hijo.

Es decir, tener la fe de María, el corazón de María, los ojos de María, las manos de María... todo eso somos nosotros cuando estamos frente al otro.

Hna. M. Teresa es médica internista, especialista en cuidados paliativos

¿Qué les diría a quienes atraviesan una enfermedad y a las personas que acompañan a los enfermos?

Les diría, en primer lugar, que esto no es un castigo, que no hay que buscar algo así como “hice mal en mi vida para que me haya pasado esto”. Yo sé que en un primer momento uno siempre se pregunta: ¿por qué me pasa a mí este dolor? ¿Por qué a mí este sufrimiento? ¿Qué hice para esto? Surgen muchas preguntas como: Yo me cuidé tanto, ¿por qué entonces ocurrió esto? Eso yo creo, y también desde un punto de vista psicológico, que ayuda poco. No nos ayuda a crecer ni tampoco a sobrellevar.

Yo creo que estas dos cosas [pueden ayudar]:

- En primer lugar, esta fe creyente en un Dios que es bueno, que no quiere mi mal, que no me está castigando, sino que efectivamente me está sosteniendo. Creo que esta es una de las primeras cosas.

- Y, en segundo lugar, captar que una enfermedad, un sufrimiento, siempre implica un proceso, un proceso que es lento, que no va ocurrir de un momento a otro, sino que implica ir avanzando y creciendo en ello e ir descubriendo el porqué de las cosas.

Yo hablaba con una paciente que tenía una enfermedad muy difícil, que le comprometía todo su intestino, desde la boca hasta abajo, y no va volver a comer nunca más, va a tener que alimentarse siempre o por una sonda directamente al intestino o a través de una nutrición que sea a través de la vena. Y tuve que hacer justamente todo un proceso con respecto a eso. Y empezamos así: esto es todo, este es su sufrimiento, no podrá volver a comer, las cosas que le gustaban y también las que no le gustaban tanto, como un duelo, es algo que hay que hacer. Por otro lado, también hemos hablado y estamos haciendo muchos esfuerzos para que pueda alimentarse por otras vías y seguir nutriéndose. Así que la pregunta es: ¿por qué vamos a hacer esto? Hay mucho que no se puede hacer, pero hay tanto que se puede hacer, tanto todavía por quien entregarse y tantas cosas que se abren también en una situación como esta.

Con más de 20 años de vida consagrada, la Hna. M. Teresa se preocupa por ser una presencia de María para sus pacientes

Este año, cuando celebramos el 75 aniversario del "31 de mayo", el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Enfermo habla precisamente de los vínculos. Nos pide que cuidemos las relaciones y escribe: "cuidar a los enfermos significa, ante todo, cuidar sus relaciones, todas sus relaciones: con Dios, con los demás (familia, amigos, profesionales de la salud), con la creación, con uno mismo". ¿Cómo ve este mensaje? ¿Qué motivación aporta a la Familia de Schoenstatt?

Uno de los vínculos más relevantes es efectivamente el vínculo a las personas. Y lo que celebramos en este 31 de Mayo son las personas como mediación, las que, en primer lugar, nos llevan a Dios, las que permiten que nosotros podamos amar a Dios con nuestro corazón plenamente humano. Esta es una de las primeras cosas y, en este sentido, tanto el enfermo como quienes lo cuidan pueden sentirse como esa mediación y como ese puente hacia el corazón de Dios. Yo, como enfermo vulnerable que requiere los cuidados de otro, soy un puente para que quienes cuidan de mí puedan llegar al corazón de Dios -y ésta es probablemente mi tarea más importante. El cuidado, mi vulnerabilidad, mi sufrimiento, todo esto puede ser un camino para que otros lleguen al corazón de Dios y amen a Dios con todo su corazón. Y esto implica mucha humildad, no digo que sea fácil.

Me gusta pensar en el mundo de los vínculos como una red. Nosotros necesitamos de los vínculos con lo creado, con la naturaleza, con las personas, con las cosas, con las ideas, con el trabajo... Todos aquellos vínculos y todas aquellas relaciones que para nosotros son relevantes se van constituyendo en una red que nos va ofreciendo soporte a nuestro yo más auténtico, más verdadero, aquello que en nosotros es luz, que nos da vida y da vida a otros. Por lo tanto, ir fortaleciendo todos esos vínculos, en todos los sentidos, de la manera que lo hacemos en Schoenstatt. Y con la calidez de nuestro corazón, también saber renunciar, pues esto también es parte del fortalecimiento de nuestros vínculos.

Todo lo que significa la educación en las relaciones humanas y con todas las cosas que se han creado, van fortaleciendo esta red que sostiene lo que somos. Esto es claramente muy actual, no solamente de modo general, en las relaciones con los enfermos, sino que en Schoenstatt hay una trascendencia y una profundidad que está enraizada en la Alianza de Amor y en el Santuario.

Para más información sobre el Jubileo del 31 de mayo, haga clic aquí.


Ya están abiertas las inscripciones para celebrar el Jubileo del “31 de Mayo” en Chile

El Movimiento Apostólico de Schoenstatt en Chile abrió las inscripciones para que se inscriban quienes deseen participar presencialmente en el encuentro jubilar, que se llevará a cabo en el Santuario de Bellavista a fines de mayo de este año. Este evento se realiza con motivo de la celebración del 75 aniversario del III Hito Histórico de Schoenstatt, que tuvo lugar el 31 de mayo de 1949. Ver más información aquí.

Los peregrinos de todo el mundo están invitados a participar de este encuentro, que se realiza junto al Santuario Cenáculo de Bellavista. Este lugar nos recuerda un paso importante dado por el Padre José Kentenich, con el objetivo de expandir la misión de Schoenstatt a toda la Iglesia.

Cronograma

El evento se llevará a cabo del 31 de mayo al 2 de junio de 2024.

Viernes 31 de mayo
“Nosotros peregrinamos”
11:00 - Peregrinación desde Inmaculada San Cristóbal a M. Montt (opcional)
13:00 - Peregrinación desde M. Montt a Bellavista (opcional)
16:30 - Eucaristía: “El lugar que pisas es tierra santa”
19:00 - Vísperas y Consagración a María Reina
20:00 - Cena y reunión familiar.

Sábado 1 de junio
Abrimos nuestro corazón para comprender mejor
9:15 - Introducción: “Vamos el uno en el otro”
9:45 - Impulso: El carisma como experiencia personal
12:45 - Almuerzo y reunión familiar
15:00 - Taller de Cenáculo
17:00 - Eucaristía: Bebemos del mismo Espíritu
18:00 - Procesión y entronización de la Cruz de la Unidad en el Santuario
20:00 - Festival: Memoria Agradecida, Sal y Levadura

Domingo 2 de junio
Renovamos la Alianza para ser sus instrumentos
9:00 - Saludos y recuerdos del día anterior.
9:30 - Impulso: Schoenstatt, hoy, aquí.
11:15 - Misa de Envío: Vosotros sois la sal de la tierra
12:30 - Renovación de Alianza, procesión y Ángelus

Inscribirse

La inscripción está abierta, con especial valor para los jóvenes. También hay pautas y sugerencias de alojamiento en el sitio web: las plazas en la casa de retiro y las ofrecidas por miembros del Movimiento son limitadas, así que hay que estar atentos; Además, es posible buscar formas alternativas de alojamiento, en hoteles, posadas y otros lugares.

Para registrarse, haga clic en el botón:

Inscripciones

Otras informaciones

En el nuevo sitio web también encontrarán materiales de preparación para el Jubileo y, próximamente, detalles sobre conferencias, kit del peregrino y mucho más.

Para acceder al nuevo sitio web visite: jubileo31demayo.schoenstatt.cl


María, aseméjanos a ti: un "sí" a la vida consagrada en Schoenstatt

"Mostrad a todos que seguir a Cristo y poner en práctica su Evangelio llena vuestro corazón de alegría. Contagia esta alegría a los que te rodean, y entonces muchos te preguntarán por qué y querrán compartir contigo tu espléndida y entusiasta aventura evangélica"[1]. Este consejo del Papa Francisco, dirigido a todas las personas consagradas, fue vivido con entusiasmo por nueve jóvenes de tres continentes en una celebración internacional celebrada en Schoenstatt, Alemania, este fin de semana. El 27 de enero dieron su "sí" a Dios, marcando el inicio de su noviciado en el Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt.

Las nuevas Hermanas provienen de seis países: Andrea González de México, Catalina Duggan y María Elina San Román de Argentina, Estrella Almada y María Belén Gómez de Paraguay, Verónica Rina de España, Małgorzata Andrzejkowicz de Polonia, Christy John y Margreate Anthony de la India.

El corazón exulta de alegría

Como es costumbre en la comunidad, al comienzo de la celebración las jóvenes se ponen en fila con sus vestidos y velos blancos. Con alegría y mucha expectación, entran en la gran iglesia de la Adoración, donde las esperan muchos familiares y amigos.

Catalina Duggan nos habla de su vocación: "En cuanto me dejé caer en brazos de Dios, sentí una paz interior y una tranquilidad que nunca antes había sentido. Hoy, después de muchas dificultades y mucho tiempo de espera, puedo decir que he recibido mucho más de lo que he dado, y no podría estar más agradecida".

María, aseméjanos a tu imagen

La Eucaristía fue presidida por el director general de las Hermanas de María, P. Dr. Bernd Biberger. Durante la solemnidad, las jóvenes recibieron sus vestiduras comunitarias.

El P. Biberger explicó en su homilía: "Hoy las novicias recibirán el vestido de Hermana. Este expresa su vocación, de hacer presente a través de su persona a María en este mundo. Cada Hermana tiene la tarea de señalar a María. En el encuentro con ellas, las personas deben poder experimentar algo de María. Esto solamente es posible si cada Hermana se esfuerza por asemejarse a María, o bien, como lo expresa el lema del día de hoy, asemejarse a su imagen".

El gran deseo de las jóvenes, a partir de ahora, es ser una imagen viva de la MTA para el mundo. El P. Biberger compara este deseo con las representaciones de la Madre de Dios realizadas por el arte a lo largo de los siglos. Dice: "Pidiendo hoy las jóvenes el vestido de la Hermana de María de Schoenstatt, expresan su anhelo de que también en ellas se experimente algo de María. Así piden la gracia de asemejarse a la imagen de María, no como una copia barata sino de una manera totalmente original, individual. Cada una de ellas ha de hacer visible algo de María según su modalidad propia, original, marcada por su personalidad".

Donde hay consagrados, hay alegría

Durante la celebración, las novicias salen de la iglesia unos instantes para ponerse sus nuevas vestiduras. Mientras tanto, amigos y familiares permanecen en profunda oración, pidiendo por su vocación.

El momento de acoger a las jóvenes provoca emoción y lágrimas en muchos. Son presentadas con sus nuevos nombres para la vida consagrada: Hna. M. Rafaela, México; Hna. María Elina, Argentina; Hna. Christy María, India; Hna. Estrella María, Paraguay; Hna. M. Małgorzata, Polonia; Hna. M. Consuelo, Argentina; Hna. M. Margreate, India; Hna. María Belén, Paraguay; Hna. M. Verónica, España.

La ahora llamada Hna. María Elina, la joven argentina dice: "Cuando queremos vivir una vida con Dios, nuestra vida se convierte en una conversación continua con Él... nuestra vida se convierte en oración. Él pregunta, yo respondo, Él propone, yo dispongo, yo pido, Él me responde, yo me alegro y Él también... Él habla a través de mis vínculos, deseos, los problemas que surgen, los talentos que me ha dado y también mis dificultades... Así caminamos juntos y así sé qué y cómo responder a lo que pasa en mi vida."

La ceremonia de vestición fue retransmitida en directo y seguida por personas de varios países.
Javier Fuentes escribe: "Muchas Felicidades a todas nuestras Hermanas, les enviamos un cariñoso abrazo desde León, México". Ania Bartczak escribe en polaco: "Gracias por vuestro bello testimonio y hermosa celebración. Bendiciones a todas las Hermanas".

Vea el video completo:

"Donde hay consagrados, hay alegría", dice el Papa Francisco. Y es con alegría que las nuevas novicias emprenden este camino de entrega, amor y compromiso, que no ha hecho más que empezar, hacia un futuro de entrega y amor.

[1] FRANCISCO, Papa. Mensaje del Santo Padre Francisco para la Apertura del Año de la Vida Consagrada. Vaticano, 30 de noviembre de 2014.


9 jóvenes dicen su “sí” en la comunidad de las Hermanas de María

La joven mexicana Andrea González, de 22 años, hacía su vida normal propia de su edad -entre estudios, amigos, actividades... - cuando surgieron las inevitables y fundamentales preguntas

- ¿Dónde quiero estar dentro de 10 años?
- ¿Quién quiero ser en el futuro?
- ¿Qué legado quiero dejar en este mundo?
- ¿Qué dirá la gente de mí si mañana ya no estoy aquí?

Recuerda: "Algunas de estas preguntas están en lista de espera, algo parecido a lo que ocurre con una lista de reproducción de canciones que creamos en Spotify. A veces saltamos a la siguiente pregunta, dejando alguna atrás, o queriendo hacer clic en 'eliminar Ads', como hacemos con los anuncios de Youtube".

Sin embargo, es imposible saltarse estas respuestas para siempre. Así que, con valentía y mente abierta, decidió escuchar lo que Dios quería para su vida.

9 jóvenes dicen "sí" a la vida consagrada como Hermanas de María

Andrea es una de las nueve jóvenes que dirán "sí" a la vida consagrada como parte del Instituto Secular de las Hermanas de María de Schoenstatt este sábado 27 de enero de 2024.

La ceremonia tendrá lugar en la Iglesia de la Adoración en Schoenstatt, Alemania.

Durante la Solemnidad de la Vestición, recibirán el vestido de Hermana de María. En la invitación escriben una oración del Padre Kentenich dirigida a la Mater: "María, haznos semejantes a tu imagen".

¿Quiénes son las futuras novicias?

Las jóvenes proceden de seis países:

Andrea González Valdez, de México (lea su testimonio)
Catalina Sofia Duggan, de Argentina (lea su testimonio)
Christy John, de India
Estrella María Ortellado Almada, de Paraguay (lea su testimonio)
Małgorzata Renata Andrzejkowicz, de Polonia (lea su testimonio)
Margreate Anthony, de India
María Belén Gómez González, de Paraguay (lea su testimonio)
María Elina San Román, de Argentina (lea su testimonio)
Verónica Rina García, de España (lea su testimonio)

Un juego de escondidas

Belén, fonoaudióloga paraguaya, de 28 años, nos cuenta: "En los últimos años de facultad comenzaron a aparecer diferentes preguntas en relación a mi vida futura. Al comienzo eran vinculadas a la carrera que estaba terminando, pero una pregunta llevó a la otra y así llegué a una central: ¿Que quería Dios o que tenía Dios pensado para mi vida? Responder a esta pregunta me llevó mucho tiempo. Dios tocaba la puerta de mi corazón y yo, una y otra vez lo ignoraba. Era como jugar a las escondidas."

Cuando le llegó la claridad sobre su vocación como vida consagrada, Bélen supo qué hacer: "Cuando descubrí que la Voluntad de Dios para mí era que yo le consagrase mi vida, no tuve dudas de que era en la comunidad de las Hermanas de María. En ellas puedo ver cómo cada una encarna a María con su propia autenticidad y así la lleva al mundo. Sentí paz cuando por fin pude pronunciar esa palabra monosílaba, tan simple y corta, pero tan importante: Sí".

Ser semejante a María

Estrella, una ingeniera paraguaya de 24 años, nos cuenta de forma práctica cómo discernió su vocación: "Empecé a escribir los momentos en los que experimenté la conducción de Dios en mi vida, desde mi infancia. Recorrer mi propia vida, volver a pasar por el corazón esas vivencias, personas, lugares que me marcaron. Con la ayuda de la Mater, en oración, iba descubriendo los saludos de Dios en mi vida, en lo pequeño y sencillo de mi día a día. Y así se hizo para mi realidad, que Dios tiene un plan de amor único".

Responder a la vocación, para Estrella, supone un paso de filialidad: "La Mater me enseñó a confiar y a dejarme conducir por Dios que es Padre… yo ya no necesito tener todo planeado, sino solo dejarme amar para aprender a amar y dar mi Si. Schoenstatt me ha regalado el descubrir que así como soy, en mi pequeñez, puedo aspirar a asemejarme a la Mater, cada día un poquito más."

El camino en busca de la vocación es hermoso

Małgorzata, polaca de 25 años, dice que su "Sí es solo una pequeña respuesta de amor a la invitación de un gran amor".

Para los jóvenes que están discerniendo su vocación, deja tres pistas: "1) Reconocer la voluntad de Dios; 2) Aceptar la voluntad de Dios; 3) Responder a la voluntad de Dios". Y también dice: "Les deseo mucha valentía para aceptar la aventura con Dios y un corazón abierto para poder decir con alegría 'sí' a su plan de amor".

Verónica menciona la oración como una de las claves para descubrir la propia vocación. Y concluye: "Lo más importante en este camino es permanecer abierto y hacer algo, no quedarse en el sofá esperando la llamada de Dios, sino rezar y mostrar a Dios a través de tu vida que deseas lo más alto y deseas seguir el camino que Él ha pensado para ti. Porque ya sea una vida consagrada o una vida matrimonial, nuestra vida es para el Señor. El camino de la búsqueda de la vocación es precioso, porque Dios sale a tu encuentro y te viene a mostrar lo que ha planeado para ti en, desde y para el amor".

Siga en directo la ceremonia de vestición de las novicias

El día de la vestición es inolvidable para las Hermanas, porque reciben su vestido como Hermana de María.

Les deseamos que tengan una profunda experiencia en el camino de la realización de su ideal personal.

Todos están invitados a participar de la ceremonia en directo desde el canal alemán de las Hermanas de María.

Fecha: sábado 27 de enero
Hora: 11 a.m. (hora local en Schoenstatt, Alemania)
Emisión: Youtube, canal Schönstätter Marienschwestern
Para este día, las jóvenes cuentan con sus oraciones y ofrendas al Capital de Gracias.


16 jóvenes latinoamericanos viven una experiencia única en Schoenstatt

16 muchachos y 2 sacerdotes de Latinoamérica han hecho las maletas y se han embarcado en unos días especiales de aventura en Schoenstatt, Alemania. Del 27 de diciembre al 28 de enero tiene lugar la edición 2024 de la Escuela Internacional de Jefes de la Juventud Masculina de Schoenstatt.

El P. Afonso Wosny, de Brasil, y el P. Claudio Martínez, de Chile, acompañan a los jóvenes dirigentes de siete países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, México y Paraguay.

¿Conoces a estos muchachos?

Ellos son:

De Argentina: Agustín Ossés y Benjamín Álvarez.
De Bolivia: Adrián Bettancourt
De Brasil: Davi Gimenez, Gabriel Lenharo, Nicolas Fachini y Pedro Bastos.
De Chile: Ignacio Villanueva y Victor Leal.
De Costa Rica: David Corrales, Ian Cunningham y Santiago Pontijo.
De México: Bernardo Torreblanca y Sebastián Prado.
Y de Paraguay: Diego Aquino y Matías Gómez.

Forjando líderes

Uno de los principales objetivos de la escuela es sumergir a los participantes en la historia de Schoenstatt. También pretende desarrollar aspectos del liderazgo y aplicar la pedagogía del Padre Kentenich a la vida de los líderes.

Ian es el jefe de los universitarios del sector occidental de Costa Rica y comparte que “esta experiencia en la Escuela de Dirigentes ha sido muy renovadora e inspiradora para mí, para mi vínculo con el P. Kentenich, con el Movimiento y con toda la herencia que nos ha dejado. Podemos vivir esta historia en carne propia, encarnada en cada una de las actividades y lugares históricos que visitamos. Definitivamente es una experiencia que nos influye como dirigentes de la mejor manera posible."

Un encuentro personal con los demás

Conocer el Santuario Original, visitar lugares que han marcado la historia de Schoenstatt, tener contacto con representantes de las distintas comunidades... Todo está planeado para que sean días especiales de unión, alegría e intercambio.

Nicolás, de Brasil, dice que estos días son realmente un encuentro: "Primero con los tres puntos de contacto, María, el Padre Kentenich y el Santuario, bebiendo directamente de la fuente del carisma y aprendiendo de las personas que vivieron la historia". Y no solo eso. Agrega: "Conocer diferentes culturas e idiomas abre nuestros corazones a otras realidades del mundo. Además de la experiencia internacional, como las noches temáticas nacionales y los viajes a lugares que marcan la historia de Schoenstatt, tenemos la experiencia espiritual con las misas diarias, la adoración y las oraciones. El encuentro es también personal, el encuentro conmigo mismo y con el otro", cierra.

Conociendo el amplio universo de Schoenstatt

Los jóvenes encontraron el Santuario Original blanco por la nieve, con frío por todas partes, pero al mismo tiempo, un ambiente cálido, acogedor e incomparable. Además de los lugares históricos y los Santuarios, también visitaron el centro de diversas comunidades de Schoenstatt: las familias, los sacerdotes, los consagrados...

Bernardo, de México, mencionó que “estar aquí en la Escuela de Jefes es un regalo de Dios, de la Mater. Son experiencias llenas de amistad, de los dones de la Mater en cada situación. Hemos podido conocer y vivir muchos momentos históricos de Schoenstatt. También aprendimos sobre nuestras diferentes ramas y lo que es Schoenstatt desde una perspectiva internacional. Es un tiempo muy bueno de aprendizaje personal, que queremos transmitir a todos", remarcó.

Llevar el fuego de la Alianza al mundo

Para Gabriel, de Brasil, pasaron días antes de que "se diera cuenta" de que realmente estaba en Schoenstatt. "No parece realidad estar realizando el sueño de conocer el corazón del Movimiento”, comentó. “Algo tan importante como era, un lugar tan santo como este. Es muy difícil imaginar que realmente se está aquí. Es algo maravilloso, un gran sentimiento de felicidad, de gratitud, de sentirse en casa".

El deseo de todos los jóvenes que viven días tan especiales es compartirlo todo con sus amigos y compañeros de la JM. "Al principio, estás un poco preocupado: cómo llegar, cómo va a ser... Pero cuando llegas, sabes que estás en tu hogar”, sigue Gabriel. “Cuando miras la imagen de la Virgen, sabes que sí, que aquí eres bienvenido, que estás abrigado. La escuela es como las tres gracias del Santuario: salimos de aquí transformados, para llevar esto a otras personas, a través de la formación, pero mucho más, a través de nuestras actitudes. Que nuestras actitudes estén motivadas por este lugar, por los muchos héroes que pasaron por aquí. Es muy satisfactorio, muy notable. También es un honor poder llevar esto a otras personas", cierra.


Suiza cuenta por primera vez con un matrimonio a la cabeza del Movimiento

En la reunión del 15 de noviembre pasado en Quarten, los miembros de la Presidencia Nacional del Movimiento de Schoenstatt de Suiza eligieron a Rita y Franz Schuler como nuevos Directores Nacionales del Movimiento en dicho país. Sucederán al P. Raffael Rieger, Padre de Schoenstatt, el 1ro. de enero de 2024. Su mandato es de seis años. Los Schuler son el primer matrimonio que asume la dirección del Movimiento de Schoenstatt en Suiza.

El matrimonio Schuler pertenece a la Federación de Familias de Schoenstatt en Suiza. Comparten que son “el primer matrimonio en Suiza que asume la dirección del Movimiento. Nos ponemos totalmente a disposición del Movimiento de la Liga como responsables del Movimiento. En cuanto al reto, por el momento no sabemos exactamente qué nos espera. En nuestra tarea contamos con el apoyo de la Central. Esta está formada por hermanas, sacerdotes y otras personas activas en las distintas ramas. En este momento la conformamos unas 13 personas".

¿Cuál es la función de un director de Movimiento?

La tarea de la dirección del Movimiento es ser creadora de redes y constructora de puentes. Establece redes entre las ramas independientes de las comunidades de la Liga de Schoenstatt. La Dirección del Movimiento es responsable, entre otras cosas, de la reunión anual de delegados. También modera y administra la Sede Central del Movimiento de Schoenstatt. En la misma se reúnen las personas que prestan un servicio inspirador en las ramas de la Liga y son activas en la atención espiritual. Junto con el Presidium Nacional, la Dirección del Movimiento representa al Movimiento ante el mundo exterior. Más información aquí.

El desafío de construir juntos un futuro promisorio

El matrimonio habló sobre sus expectativas: "Bajo la guía y el apoyo de nuestra querida Mater, queremos conducir a la Familia de Schoenstatt suiza hacia el futuro. En esta tarea dependemos de la ayuda de muchos, del apoyo de cada uno, cada uno en su lugar y cada uno con sus posibilidades. Uno de nuestros objetivos es estar atentos a la diversidad del Movimiento de Schoenstatt en Suiza, percibir dónde hay crecimiento, dónde algo arde y dónde se necesita apoyo. También vemos el trabajo en red y el crecer juntos como un punto central de nuestra tarea.

 

La tarea de la dirección del Movimiento es ser creadora de redes y constructora de puentes. Foto - facebook.com/schoenstattschweiz

Mensaje de la Presidencia Nacional

Los miembros de la Presidencia Nacional agradecen cordialmente a Rita y Franz su disponibilidad para asumir esta tarea y conducir y acompañar así al Movimiento de Schoenstatt suizo hacia una nueva etapa. En la carta oficial, la Presidencia expresa:

"Es importante para la Presidencia Nacional y también para Rita y Franz Schuler que se les apoye en esta tarea. Como próximo paso, buscarán "asesores y colaboradores" con los que les gustaría cumplir esta tarea.
Felicitamos calurosamente a Rita y Franz por su elección y pedimos la bendición de Dios y su Espíritu Santo de sabiduría para esta tarea. Gracias por todas vuestras oraciones por un buen camino hacia el futuro del Movimiento de Schoenstatt en Suiza".

Por último, los nuevos responsables del Movimiento afirman: "Juntos queremos repensar y redefinir constantemente la visión del Padre José Kentenich, allí donde cada uno se encuentra".

Traducción: Enrique Soros


Un encuentro entre hermanos: Visita a la Casa Madre de los Palotinos

La Presidencia Internacional del Movimiento de Schoenstatt realizó una visita a la Casa Central de la Sociedad del Apostolado Católico – la Familia Palotina - en Roma. El encuentro tuvo lugar el 8 de noviembre, durante los días de reunión de la Presidencia.

Juntos participaron en la Eucaristía y en un momento de compartir. El P. Alexandre Awi Mello, presidente de la Presidencia General del Movimiento de Schoenstatt recordó que ya ha habido otras visitas de representantes de Schoenstatt a los Palotinos: "Es un encuentro que ya ha tenido lugar en otras ocasiones. Participamos en la Misa y en un momento de oración, y cenamos juntos con los miembros de la cúpula palotina. Es una visita de amigos, de hermanos, para que mantengamos vivo este contacto", explicó

Como hermanos ante el altar

La Santa Misa fue presidida por el P. Alexandre, en el altar donde reposa el cuerpo de San Vicente Pallotti. Al comienzo de la celebración, el P. Jacob Nampudakam, Presidente de la SAC (Sociedad del Apostolado Católico), dio la bienvenida a los miembros de la Familia de Schoenstatt, también en nombre del Rector General, P. Zenon Hanas, que se encontraba fuera de Roma. El P. Jacob recordó que quien unió a ambas familias espirituales para este momento de celebración fue San Vicente Pallotti, cuyos ideales espirituales y apostólicos compartían ambas comunidades.

El P. Jacob Nampudakam (izquierda) y el Dr. Christian Löhr (derecha) expresaron su gratitud por la herencia espiritual y apostólica que las dos familias tienen el privilegio de compartir.

Tanto el P. Alexandre Awi Mello como el P. Christian Löhr, Rector General del Instituto de Sacerdotes Diocesanos de Schoenstatt, expresaron su alegría por celebrar la Santa Misa en el altar de San Vicente. Ambos expresaron su gratitud por la herencia espiritual y apostólica que tuvieron el privilegio de compartir con la Familia Palotina.

"Para mí ha sido una vivencia extraordinaria experimentar la acogida y la alegría de la comunidad palotina por encontrarme esta tarde con miembros del Movimiento de Schoenstatt. También he vuelto a tomar conciencia de la importancia de la raíz común de las dos obras de evangelización en la persona de San Vicente Pallotti. Estoy seguro de que podemos contribuir de manera muy concreta con nuestros carismas a solucionar los problemas concretos de nuestra Iglesia de hoy en día. Este encuentro fue la sinodalidad vivida en la práctica", dice la Hna. M. Cacilda Becker, de la Coordinación Internacional de Schoenstatt, recordando un tema que se destacó durante la reunión.


Serenata en el Santuario Original para la apertura de la novena 2023

El 9 de octubre comenzará la novena de preparación al Día de la Alianza de Amor 2023. Este año la misma se inaugurará con una presentación especial en el Santuario Original de Schoenstatt: la "Serenata para María", interpretada por la cantante brasileña Ziza Fernandes.

Ella ofrecerá la actuación a partir de las 20:00 (hora local), que será transmitida en directo por Schoenstatt TV y por las cámaras del santuario original.

¿Quién es Ziza Fernandes?

La cantante brasileña cuenta con una trayectoria de 30 años como compositora y cantante, con decenas de discos nacionales e internacionales, libros, DVD y cursos. En 2013 fue responsable de la dirección musical de la JMJ de Río de Janeiro, coordinando todas las actuaciones oficiales de este megaevento. Además de portugués, Ziza habla francés, italiano, inglés y español, tiene un máster en psicología y es musicoterapeuta, profesora, empresaria y escritora.

En Brasil, la cantante tuvo contacto con algunos santuarios de Schoenstatt en Paraná, su estado natal y São Paulo, y en una gira por Alemania conoció el Santuario Original. Entonces recibió una invitación del rector del santuario, el P. Ignacio Camacho, para interpretar esta serenata, la cual aceptó encantada y hoy dice: "Estar en el Santuario Original es una gracia que va más allá de mí, es una experiencia que marca mi historia. Mi intención con esta serenata es honrar a nuestra Madre con tanta belleza como pueda producir. Tocaré solo, con una guitarra y tracks, y quiero entregarme al máximo”.

La novena del 18 de octubre

A lo largo de los días continuará la novena, siempre durante la bendición vespertina a las 19.50 en Alemania. La transmisión tendrá lugar en directo a través de la webcam del Santuario Original - Clic aquí.

El texto de la novena se enviará a grupos de WhatsApp, según el idioma. Para unirse, elija el idioma en el que desea recibirla:

- Novena en alemán

- Novena en inglés

- Novena en español

- Novena en portugués


El Secretariado Padre Kentenich y sus extensiones en el mundo

Poco después de la muerte del P. José Kentenich -15 de septiembre de 1968-, surgió espontáneamente una idea: "Voy a rezar por su intercesión". No pocos pensaron lo mismo. Muchos empezaron a confiarle sus intenciones y se convirtieron en "amigos espirituales" del fundador de Schoenstatt. Esto, unido a su fama de santidad, llevó a la apertura del proceso de beatificación y a la creación del Secretariado Internacional P. José Kentenich.

El Secretariado Central y sus ramas

¿Quién iba a pensar que, años más tarde, el círculo de amigos del P. Kentenich llegaría a 94 países y 30 idiomas? Hoy en día, el Secretariado Internacional, que tiene su sede en Alemania, cuenta con 17 extensiones en el extranjero. Los secretariados nacionales están presentes en Argentina (Florencio Varela), Australia (Mulgoa), Brasil (Atibaia y Santa María), Chile (Santiago), Costa Rica, República Dominicana (La Victoria), Ecuador, México, Paraguay, Polonia, Puerto Rico, Portugal, Suiza, España, Sudáfrica y Estados Unidos (Milwaukee -Waukesha-).

Amigos del Padre Kentenich, Sudáfrica

La sede del Secretariado Internacional se encuentra en el Monte Schoenstatt, en la Casa Padre Kentenich. La Hermana Gisela-Maria Mues es actualmente la responsable del trabajo y explica: "Los secretariados de cada país trabajan in situ de forma independiente, pero están en buen contacto con el Secretariado Central. Esto es especialmente cierto para la publicación de escritos: los publica el Secretariado Central y se traducen parcialmente aquí".

Polonia: Tras las huellas del Padre

En Polonia, el Secretariado Padre Kentenich se encuentra en el Centro Nacional del Movimiento, junto al Santuario Fidelitatis, en Otwock-Świder.

La Hna. M. Krzysztofa Fulneczek, responsable del lugar, dice: "La Secretaría recibe testimonios y expresiones de gratitud por la intercesión del Padre Kentenich. Aquí se gestiona toda la correspondencia y se recogen firmas para el proceso de beatificación en los centros del Movimiento en toda Polonia. Se catalogan y se envían en su totalidad a la Secretaría en Schoenstatt".

En Polonia se realizan diversas actividades para promover la vida y obra del fundador de Schoenstatt. Se distribuyen novenas, libros, imágenes, etc. En los últimos dos años, el Secretariado ha publicado también la versión polaca de "Impulsos para la vida", que es "muy popular", expresa la Hna. M. Krzysztofa.

La estatua del Padre en Otwock-Świder es el principal lugar de encuentro con el Fundador. Además, "desde 2013 existe el proyecto 'El camino del Padre Kentenich en Polonia', que pretende dar a conocer y recordar 17 lugares donde el Padre José Kentenich permaneció entre 1922 y 1937 y realizó retiros, cursos de formación y pastorales, entre otras cosas", relata la Hna. M. Krzysztofa.

Sudáfrica: 75 años de la primera visita

"Aquí en Sudáfrica tenemos un movimiento pequeño pero leal que mantiene una profunda relación con nuestro fundador", dice la Hna. M. Connie O'Brien.

En 2023 se cumplirán 75 años de la primera visita del Padre Kentenich al país. "En nuestra sala de Documentación del Padre, en la Casa Provincial, hemos registrado una visión general de la vida de nuestro fundador y de su visita a Sudáfrica a través de varias fotografías con leyendas. También hemos instalado el altar original en el que celebró la Santa Misa en Paarl, así como la puerta de una habitación en la que se alojó en Worcester. Los miembros de Schoenstatt, así como el público en general, tienen libre acceso a esta habitación y algunos la utilizan como sala de meditación para reflexionar sobre la vida del P. Kentenich. El crecimiento del Movimiento aquí en Ciudad del Cabo y Johannesburgo también ha sido representado visualmente en esta sala", explica la Hna. M. Connie.

Todos los años, el 15 de septiembre, el arzobispo de Ciudad del Cabo, Stephen Brislin, se reúne con el Movimiento de Schoenstatt de la región. Celebra la Santa Misa y se dirige a la estatua del Padre Kentenich, tras lo cual preside la renovación de la Alianza de Amor. Este año la celebración será aún más especial, ya que el arzobispo Stephen Brislin ha sido nombrado cardenal por el Papa Francisco y participará en el consistorio dentro de unos días, a finales de mes.

Australia: Zapatos fuera

En Australia hay varias ediciones de "Impulsos para la vida", que llegan de la mano del Secretariado Internacional. También tienen una buena colaboración con el Secretariado de Milwaukee, en EE UU, dado que comparten el mismo idioma.

"Tenemos una 'habitación del Padre' a la que puede acceder el público que nos visita regularmente", dice la Hermana M. Angrit Bergmann. "Los visitantes no suelen saber mucho de nuestro Padre, pero les encanta recoger alguna frase suya, y las hermanas intentan explicárselo cuando están cerca. Muchos de los visitantes son de la India o Sri Lanka y tratan el espacio como un 'lugar sagrado', quitándose los zapatos antes de entrar".

Las características regionales son fuertes en Australia: "A los visitantes del Santuario y de la Sala del Padre les encanta 'saludar' a nuestro Padre y a menudo ponen flores y a veces incluso dinero en sus manos."

Portugal: Réplica de la Iglesia de la Adoración

En Portugal hay una secretaría activa y la actual responsable es la Hermana Maria do Rosário Santos. "Aquí en Portugal intentamos utilizar todos los medios y recursos a nuestro alcance para dar a conocer mejor al P. Kentenich. Y el primer medio que utilizamos es la palabra hablada y el contacto personal, porque normalmente es en el diálogo cuando la persona se siente impulsada a saber más sobre la vida, la obra y la misión del Padre Kentenich", expresó.

Uno de los lugares más impresionantes de Portugal es la "Sala Padre Kentenich", moldeada a imagen del lugar donde está enterrado el fundador. Uno se puede sentir muy cerca de la Iglesia de la Adoración de Schoenstatt. "La pared de esta habitación está forrada con una foto de la Capilla del Fundador en la Iglesia de la Santísima Trinidad, lo que la convierte en una pequeña réplica de este lugar bendito y así, desde el primer momento en que entras en esta habitación, te transporta a Schoenstatt. Inmediatamente despierta un ambiente sagrado y al mismo tiempo facilita que desde allí se pueda hacer una verdadera catequesis sobre la vida y obra del P. Kentenich."

Aparte de eso, "en un pequeño armario podemos encontrar también varias de sus reliquias. En cada visita, podemos llevarnos a casa un pensamiento escrito por el P. Kentenich", dice la Hermana Maria do Rosário.

Más información sobre los secretariados

Te invitamos a visitar el secretariado más cercano a su región, o a visitar el Secretariado Internacional en línea, con una versión en ocho idiomas, en: pater-kentenich.org